«

»

Feb 03

¿Como puedo calcular con cuantos aspersores puedo regar a la vez?

 

 

 

¿Como puedo calcular con cuantos aspersores puedo regar a la vez?

 

 

Una de las cuestiones mas importantes a la hora de diseñar el riego consiste en saber con qué caudal de agua y con qué presión vas a contar en donde hayas decidido hacer la acometida general.

 

La presión es importante porque las piezas de riego, aspersores, difusores, etc están fabricados para que alcancen una longitud y tengan un consumo determinado para una presión concreta. Hay un margen de presiones a los que funcionan y según éstas alcanzan mas o menos y consumen, también, mas o menos.

 

Si tienes demasiada presión- que es el problema menor- puede ocurrir que salten las piezas de unión de la tubería o que los difusores parezcan vaporizadores porque rompen la gota en exceso.

 

Pero si tienes poca vas a tener que elegir piezas que funciones a bajas presiones, regar zonas muy pequeñas a la vez o incluir un grupo de bombeo para alcanzar la presión necesaria.

 

Vamos a ver como conocer estos datos; presión y caudal.

 

Siempre debemos intentar hacer la acometida para el riego en la parte de mas sección de la instalación y la que más cerca esté del contador.

 

El clásico grifo para toma de manguera, que suelen dejar en la fachada, suele quedarse escaso. Viene a través de una tubería, generalmente de cobre de 16 o 18 mm de sección, va atravesando paredes por toda la casa, haciendo curvas cerradas y ofrece una resistencia al paso del agua muy importante. Pero si no no hay elección habrá que hacer la acometida donde se pueda y antes de nada hemos de comprobar su capacidad.

 

 

1ª opción,- El primer método es, conceptualmente, el mas sencillo. Se trata de conectar provisionalmente a la acometida las piezas que piensas utilizar en el riego. Supongamos que has previsto utilizar aspersores que quieres que alcancen 8 m; con las piezas de unión adecuadas conectas uno o dos aspersores, abres, la llave y compruebas como funcionan, en concreto si alcanzan los metros que deseas. Si ves que alcanzan de sobra y que al intentar meter el vástago del aspersor ofrece bastante resistencia es que puedes añadir mas aspersores. Y así haces hasta que ves que la acometida no da mas de sí. No hay que apurar en exceso llegando al límite en el número de emisores porque hay que tener en cuenta que en el montaje real del riego va a haber tiradas largas de tubería, piezas de unión, curvas, etc., que van a provocar fricción y provocar una pérdida de presión. Éste método, repito, parece sencillo y da un resultado directo pero supone que ya has tenido que adquirir las piezas de riego y que es seguro que vas a acabar mojado.

 

 

2ª opción,- El método, llamémosle científico, necesita un manómetro, un balde para agua y un reloj, mas piezas de fontanería.

 

Has de montar una herramienta con estos elementos: las piezas necesarias para conectarte a la acometida(ya sea ésta una toma de manguera, un tramo de tubería de la instalación en la que se ha realizado un injerto, etc.), un manómetro (sencillo porque las presiones habituales en las viviendas no son exageradas) y, finalmente, una llave de corte. Hay que prever que por ésta saldrá el agua que vamos a medir vertiéndola en el cubo por lo que quizá necesitemos prolongar el montaje con un tramo de tubo para dirigir el chorro. No hay que preocuparse de si la estanqueidad del montaje es perfecta porque no va a variar demasiado el resultado. Claro, que si la fuga es importante la cosa cambia y además vamos a acabar empapados. Estoy entendiendo que, en todo caso tenemos una llave de corte para la acometida, o bien la de la toma de manguera o una que hayamos colocado inmediatamente al injerto o, si no, la general de la vivienda.

 

El siguiente elemento es el cubo. Vale cualquier recipiente que conozcamos su capacidad.

 

Y por fin el reloj o un cronómetro.

 

 

Ya todo preparado procedemos de la siguiente manera:

 

,- Cerramos la llave final y abrimos la de la acometida. La medida que nos dé el cronómetro es la presión estática. Ésta nos dice la resistencia que ha de soportar la instalación, es decir tendremos que utilizar tuberías para 4, 6 o 10 atmósferas, y la calidad del montaje de las uniones habrá de ir en consonancia. Y también nos avisará de que si vamos a utilizar piezas de riego no preparadas para ésta presión habremos de incluir reductores de presión o, para el momento de regar, cuando se abra determinada línea, diseñar el riego de forma que la presión se reparta entre las distintas piezas.

 

 

,- Después pasamos a determinar la presión dinámica. Cerramos la llave final y abrimos la de la acometida. La primera medida que nos da el manómetro es la estática, como hemos visto. Entonces abrimos la llave final poco a poco hasta que el manómetro nos marque una presión de 3 atmósferas. El agua que sale la despreciamos, no ha de haber agua en el cubo cuando empecemos lo siguiente, que es, mirando el reloj, apuntar cuantos segundos tarda en llenarse el cubo manteniendo el manómetro la misma presión. Vaya, se me había olvidado mencionar otro de los elementos necesarios para esta prueba: papel y bolígrafo.

 

Después volvemos a repetir la prueba pero con 2,5 atm. Y según el tipo de riego con 3,5 atm,2, etc.

 

Para simplificar los siguiente cálculos, calculamos ahora cuánto agua correspondería por minuto en las distintas pruebas.

 

Si nos fijamos en los apuntes tomados veremos que el cubo se tarda en llenar cada vez mas, a medida que vamos manteniendo mas presión en el manómetro.

 

 

Supongamos que queremos regar con aspersores de un tipo estándar (sobre el tipo de emisores de riego ya hablaremos en otro artículo), que funcionan correctamente entre 3,5 y 2 atm. con alcances entre 6 y 10 m según la boquilla que les coloquemos. Y que hemos elegido una boquilla que en las tablas del fabricante nos dice que con 2,5 atm. nos alcanza 7 m, que es la que nos queda bien en el diseño. Y en dichas tablas vemos que ésta boquilla consume 10 litros al minuto. Pues tendremos que coger la medida de la cantidad de agua que nos ha dado para 2,5 atm., dividirlo por lo que consume cada boquilla y el resultado es la cantidad de boquillas o aspersores con los que podemos regar a la vez.

 

Hay que tener en cuenta que en el montaje final va a haber pérdidas de presión según la tirada y sección de las tuberías y que no en todos los puntos va a ser la misma por lo que, a la hora de elegir la medida del caudal, deberemos de utilizar la tomada para una presión mayor de la que buscábamos. Es mejor ir sobrados de caudal porque la solución a un riego sin fuerza, una vez montado el riego, es muy complicada.

 

 

3ª opción.- La experiencia o la observación. El típico método de ver cómo lo ha hecho el vecino y si funciona copiarlo. El problema es cuando no quieres hacer lo mismo. Pero, al menos, te puede servir viendo con cuantos aspersores (y con qué boquillas) riega a la vez para saber adaptarlo a tu diseño.

 

Dentro de un mismo barrio la presión es constante( a no ser que haya grandes diferencias de altitud), pero algún vecino puede haber colocado un regulador de presión (muchas veces por problemas con la caldera de calefacción) o realizado la acometida con características muy distintas, por lo que es conveniente preguntar a mas de uno.

 

Como una aproximación y con mucha reticencia, visto cómo ha funcionado en los jardines que hemos instalado, propondremos:

 

.- Para jardines de urbanizaciones relativamente nuevas (en las antiguas hay muchas variaciones), para acometidas en el grifo para toma de manguera en la fachada de la casa (en las que el agua viene desde el interior de la vivienda) y con una presión estática de 3,5 atm.; hasta un máximo de 2 aspersores con 7 m. de alcance o 3 difusores con arco de 180º (los difusores consumen proporcionalmente al arco que abarcan, los de 90º consumen la mitad de los de 180º, etc.)

 

.- Para los mismos jardines pero con la acometida cerca del contador, directamente desde la tubería general; hasta 4 aspersores con alcance de 8 m o 6-7 difusores de 180º. Si en vez de en la tubería general es en algún otro tramo derivado de esta, pero aún sin entrar en la vivienda, el caudal disponible variaría entre los dos casos anteriores.

 

.- Cuando la presión estática baja de los 2,5 atm. nos plantearemos renunciar a los aspersores y regar sólo con difusores, ya que riegan bien a presiones cerca de las 2 atm.

 

.- Si vamos a regar por goteo no vamos a tener problema en casi ningún caso ya que funciona bien incluso a 1 atm. De todas maneras habrá que conocer el caudal disponible para saber cómo repartir el riego.

3 comentarios

  1. Basy

    RE: Diámetro tubería para riego automático

    Hola. Me llamo Germán y no sé qué diámetro de tubería utilizar. ¿Me podéis ayudar?

    Me estoy haciendo un riego automático para mi jardín y tengo la siguiente duda.
    Mi intención es poner cuatro estaciones de riego con cinco difusores (alcance max 4,5 mt) cada uno.
    Partiendo de una tubería general de 20 mm de diámetro en la entrada. ¿Como consigo mas presión para 40 mts. de tubo: con una tubería de 25mm o con una de 20mm?. No puedo medir la presión de entrada pero he hecho una prueba con cinco difusores y funciona bien aunque solo llegan a 3 mt de distancia.
    Gracias por vuestras respuestas

    View Comment
  2. Valeriano

    Saludos,

    Sólo quería darte mi más sincera enhorabuena por este artículo. Ya tenía conocimientos sobre riego pero aún no entendía ciertas dudas, y mucho menos cómo resolverlas de manera tan sencilla cómo lo has planteado.

    A partir de esto voy a leerme todo lo publicado en el blog jejeje.

    Gracias y ánimo para seguir publicando con tanto acierto.

    View Comment
  3. electricistas baratos

    ¿Puedes explicarnos màs sobre esto?, ha sido maravilloso encontrar mas explicaciones sobre este tema.

    Saludos

    View Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>